miércoles, 17 de diciembre de 2008

Este año


Estamos a menos de quince días de terminar el año, convendría hacer un recuento de lo que me ha dejado...
Aprendí a dejar ir y atesorar bien, me arriesgué a guardar silencios y a gritar cuando ya no aguanté. Me llovió un par de veces y bajo el sol esperé. Besé y abracé a mamá y con mi sobrina jugué, lloré a mares y de reír no paré. Trencé mi cabello con cintas de colores y después lo corté, charlé con papá toda una noche y vimos juntos el amanecer. Volé papalotes con mis hermanos y con mi hermana vi mil veces Jane Eyre, entré a un concurso de fotografía y ni siquiera gané. Me acosté en el pasto, conté las estrellas y pensé en Él. Cuarenta años se cumplieron y con Eri marché, festejé cinco veces mi cumpleaños y en todas hubo pastel. Tengo tres nuevos pares de calcetas y unos calcetines que no he vuelto a ver, aprendí a hacer con ellas guantes (para cuando viejitas estén). Vino un osito de tierras lejanas y estuvo conmigo un mes. Leí que 'el amor existe', lo vi pintado en una pared. Comí helado de guayaba, limón, manzana y queso también. Cuidé a un colibrí herido hasta que emprendió el vuelo otra vez. Me hice un collar de cuentas de cosas que nunca imaginé, compré un canastito colorido que llené de flores tan pronto a casa llegué. Ahora tengo más libros inconclusos en el estante de la pared, adopté cinco muñequitas, un hada, dos changuitos y yo sigo siendo la misma, creo que nunca cambiaré...