domingo, 8 de marzo de 2009

Un boleto...



Hace unos días mi hermano buscaba desespera-damente un boleto del metro, quería evitarse una fila larguísima en la taquilla de la estación, así que todos buscamos si alguno quedaba en nuestras carteras. Después de algunos minutos de infructuosa búsqueda mi pequeña Mena gritó: -¡yo tengo uno! Con cara de extrañeza nos miramos todos (¿sería posible que nuestra nena tuviera uno?) y ella dijo: -¡es un boleto a París! -¿París?, preguntamos todos, y su mamá agregó: -nena, quiere uno del metro, ¡no a París! Y ella, sabia como solo una niña puede serlo, terminó: -¡pero es mejor un boleto a París!

Y como al final mi hermano no estuvo interesado en París, yo le pedí el boletillo a Mena. Ahora lo guardo y ahorro para ese viajecillo, ¡no vaya a ser que la cortesía de la agencia de viajes “Ásterix y Óbelix” termine por cancelar mi boletito!

4 comentarios:

Alexandretta dijo...

HOLA! ME MANDAS UN MAIL PARA QUE TE ENVIE INFORMACION ACERCA DE LA EXPO?
BASICAMENTE TE VOY A ENVIAR UNAS FOTOS Y EL CHISTE ES QUE ESCRIBAS UNA CUARTILLA SOBRE LA INFANCIA (QUE ES EL TEMA DE LA EXPOSICION), INSPIRANDOTE EN LAS FOTOGRAFÍAS QUE SE VAN A EXPONER.
SI ME MANDAS TU MAIL PODEMOS PONERNOS DE ACUERDO MAS FACLMENTE...
SALUDOS,
ALE
EL MIO ES: alexandretta@mac.com

Jean_Artico dijo...

q bnito tiene que ser ambiar un boleto de paris por uno de metro

Yahán Nabih dijo...

Y sí... ÜÜ
Tendrías que ver las cosas que uno puede cambiarle a una niñita de ocho años. Ahora tengo una cantidad impresionante de lienzos originales firmados por la artista, esculturas de plastilina, quimeras de papel, y un gran etcétera.

Resih Umar dijo...

Líndísima y tierna entrada.
Me gustaría invitarte a una dinámica bloguera cuyos detalles se encuentran en el blog de un servidor.
Saludos.