miércoles, 11 de agosto de 2010

Sus manos...



Las que cortaban cañas en Navidad, las que pasaban las hojas de los libros que me leía, las que podan los arbolitos que nos dan sombra, las que bajaban nísperos del huerto de mi abuela, las que ponían la tranca detrás de la puerta, las mismas que me sostienen y me abrazan.

3 comentarios:

Maria Isabel dijo...

Hermoso, puedo pensar de varias personas que pueden merecer esa prosa,no pedire que digas a quien se la dedicas para mejor adivinar :)

Alandroide dijo...

Me ha gustado mucho cómo te expresas de esas manos. :)

Felicidad Ale.

Pinkarol dijo...

esas manos ... <3